Rocambolesc, la heladería de los creadores del Celler de Can Roca, abrirá en Alicante

Las heladerías de Alicante tiemblan, y no de frío precisamente, y es que la propuesta del hermano más pequeño de los Roca desembarcará en la ciudad levantina este mismo año. Unos helados de calidad, con sabores de verdad y muchos tipos de toppings para poder personalizar tu tarrina o cono, junto con unos establecimientos inspirados en Willy Wonka (de Charlie y la fábrica de Chocolate) y en las tiendas de gominolas de antaño dan forma a la marca que Jordi Roca presentó hace unos años: Rocambolesc.

 

Un proyecto que rescató él mismo del propio Celler  y que le ha dado vida y personalidad propia, contando con Tarruella Trenchs Studio, el estudio de interiorismo de Sandra Tarruella, que desarrolló el interiorismo desde el primer local (conocida entre otros proyectos por realizar el aclamado interiorismo del Celler de Can Roca), y el estudio de diseño gráfico Run, que se encargó del logotipo y envases. Todo un despliegue a la altura que le aseguró un éxito inicial y la expansión que está viviendo ahora.

No solo se trata de helados, es una experiencia gastronómica que Jordi ha llevado de la alta cocina a los centros de las grandes ciudades, con precios asequibles para todos. Concretamente en Alicante se prevé la apertura del primer local de la comunidad a finales de este mismo año, un territorio algo complicado en este sector ya que la ciudad tiene un gran legado artesanal e industrial en la preparación de helado y donde hace aproximadamente un par de años se han abierto y remodelado una gran cantidad de heladerías de altura aclamadas por la crítica.

 

El interiorismo del local ganó el premio AD del año por su gran acierto al combinar las tiendas clásicas con un mundo de fantasía y diversión que te invita a entrar y probar todos los sabores disponibles. A parte de una gran variedad de sabores, cuentan con un alto número de toppings, que van desde la fruta hasta el algodón de azúcar (este último ideal para las fotos de Instagram :D).

La heladería sigue trabajando en la apertura en la ciudad, programada para poco antes de terminar el año, justo en la esquina del Corte Inglés de hogar mirando hacia la Av. Maissonave. Pero si no puedes esperar más, en el Rincón del Gourmet de este mismo centro ya hay disponibles tarrinas preparadas para llevártelo a casa, o comer por el camino si eres goloso.

 

Esperemos que encuentre su hueco entre las heladerías de la ciudad y podamos disfrutar de estos ríquisimos helados durante todo el año, os dejo una cuantas imágenes más del local de Girona para ir abriendo boca. ¿Cual es tu heladería favorita de la ciudad? ¿Cuanto vas a tardar en pedirte un helado con algodón de azúcar cuando abran? Déjalo en los comentarios.

The Devil Wears...D!ABLA: Lo último de Gandia Blasco

Ikea presenta una nueva colección enfocada a los peludos de casa

Shield, el minimalismo hecho lámpara